Contacto

General Marvá, 14, 1º derecha

03004 Alicante

alicante@sotozen.es

Crónica Retiro Acercamiento Zen Abril 2017

Bruno Vila (Valencia)
Retiro acercamiento
Retiro acercamiento Luz Serena

Clinc.

Crónica del Retiro de Acercamiento a la meditación Zen en Luz Serena, el monasterio de las puertas sin puertas donde todos los seres son bienvenidos.

Clinc, clincccccccccc…

¿Qué sonido será ese?

Sí, una pequeña campana, es obvio, pero: ¿qué representa?

Será el anuncio de que el día comienza, ¿serán ya las 6:30 y que con el “alegre tintineo de la campana” (tal y como dice Daishin…), anuncia el inicio de la actividad? O bien, ¿estaremos ya reunidos para la primera meditación del día y la ceremonia corta de la mañana? Tal vez, estamos en la ceremonia, e indica el inicio o el fin de las postraciones, señal de reverencia y humildad hacia los maestros, las enseñanzas y el mundo…

O estarán llamando para el desayuno después de un poco de tiempo personal para asearnos con un poco más de detalle si aún no lo hemos hecho, escribir un poco, pasear…

O tal vez, ¿anuncian el inicio del Samu, del trabajo consciente donde tratamos de mantener la atención a nuestra actividad al mismo tiempo que se contribuye al mantenimiento del monasterio?, o ¿estaremos ya en la hora de la comida?

Incluso podría anunciar el fin del tiempo de descanso que yo siempre aprovecho para ir al monte e investigar un poco, dejar que me enseñe algo, que me sorprenda con su saber.

A lo mejor, están llamando ya a la ceremonia y la meditación de la tarde, o el leve sonido de la campana nos avisa del pronto inicio de las enseñanzas.

No, seguramente, sea ya de noche y se anuncie la hora de la cena…, o ¿habremos cenado ya y después de disfrutar de un tiempo de charlar al levantarse el periodo del silencio (este es un retiro de acercamiento, y los periodos de meditación son más cortos, así como el silencio no se prolonga a lo largo de los cuatro días de retiro a diferencia de los retiros de introducción y profundización, donde los periodos de meditación son más prolongados, y el silencio se mantiene a lo largo de todo el retiro, además de comer en/con los oryokis…)

¿O estaré soñando y sea un sonido dentro de mi mundo onírico, o un ronquido de los compañeros/as?!?

¿No seré yo mismo este sonido de la campana, mis ondas expandiéndose a lo largo de un aire, espacio /tiempo que también soy yo y/o que tampoco existe?!?

La verdad no sabría deciros…, habría que venir a experimentar ese sonido cada uno/a por sí mismo/a…, tal vez, ni oigamos ese sonido.

Hay que estar abierto, o dejarse abrir, o al menos observar nuestras resistencias y rollos mentales, o intentar observar como no los observamos…, se trata, de estar atento, de despertar…, tal vez eso anuncie el sonido, pero solo tal vez.

Bruno Vila

(Valencia)